Se necesitan niños y niñas STEM

Diariamente interactuamos con dispositivos electrónicos que nos facilitan realizar diversas actividades e incluso nos ahorran tiempo, mismo que podemos invertir en otras actividades y ser más productivos en el día.

Por ejemplo, los celulares, nos ayudan a comunicarnos en tiempo real con personas de todo el mundo, los coches más recientes tienen sensores en los puntos ciegos ayudando a evitar accidentes, incluso algunos modelos tienen un modo de conducción automático son de gran ayuda para personas que no son capaces de tomar el volante, algunos autos cuentan con distintos sensores, por ejemplo, de temperatura, características del pavimento, proximidad para evitar colisiones o accidentes, o de lluvia que ajustan la velocidad de los limpia parabrisas de acuerdo a la intensidad de la lluvia.

También existen las nuevas casas domóticas, es decir autónomas, la cuales se encargan de hacer más acogedor el hogar relalizando acciones de manera autónoma como lo es ajustar la temperatura deseada, iluminar las habitaciones en las que se esté presente, abrir y cerrar la puerta del garage al momento de detectar el coche, que el refrigerador haga pedidos al supermercado de los alimentos que se terminaron o estén por terminarse, al mismo tiempo avisa qué alimento ya está por caducar o ya caducó.

Y obviamente no podemos olvidar los nuevos avances de la biomedicina, pues pueden hacer caminar a personas invalidas con tan sólo vistiéndose un exo-esqueleto o poniendose una prótesis impresa por una impresora 3D.

Del mismo modo la tecnología se está desarrollando exponencialmente y está automatizando muchos procesos en todas las áreas que abarcan el sector empresarial, tanto de servicios como de manufactura. Desde automatización de procedimientos administrativos, automatización de procesos en plantas de manufactura y hasta realizar cálculos y proyecciones automáticas por medio de análisis de Big Data en los bancos.

Debido a la velocidad de este vertiginoso desarrollo tecnológico en distintas aristas, se están desplazando muchos empleos debido a la automatización y a la robótica, empleos que ya no necesitan las habilidades cognitivas humanas para llevarlas a cabo y es económicamente más barato para la empresa o compañía realizar una buena inversión de una vez.

Es por todo esto que es necesario que los niños y jóvenes de hoy estudien una carrera relacionada con la tecnología, pues en un futuro no muy lejano se va a necesitar que las nuevas generaciones que entren al mundo laboral tengan las capacidades para manejarla y puedan crear nuevas cosas que incluso hoy no podemos ni imaginarlo.

Para poder apoyar la inclinación por esta área se realizan diferentes cursos desde los 5-6 años de edad, que es cuando los niños ya entienden de qué se les habla y pueden comprender los avances tecnológicos con mayor consciencia que cuando eran unos bebés. Estos cursos son principalmente de robótica, pues en ellos se abarcan varias áreas, como lo son: programación, mecánica y física, además que se motiva el desarrollo tanto de sus habilidades motrices al armar modelos robóticos, como las  cognitivas al ejercitar la atención, concentración, memoria e intuición.

Como resultado, pueden experimentar y encontrar el interés ya sea por la programación o por armar mecanismos. En el área de programación normalmente aprenden cosas básicas del pensamiento lógico-programático, el cuál les es de mucha ayuda para las matemáticas; en el área de mecánica les ayuda a predecir e imaginar el funcionamiento al ensamblar modelos con distintas piezas y engranes,  del mismo modo que estimula su creatividad para inventar cosas innovadoras.

Si a los niños se les introduce a este tipo de experiencias desde pequeños van a tener muchísimas menos dificultades al momento de estudiar una carrera relacionada con las ciencias, tecnología,  ingeniería o matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). Además, estarán mejor preparados para su futuro empleo puesto que ya estarán familiarizados con ciertas tecnologías de manera práctica y comprenderán asertivamente las tendencias, esto los puede hacer más productivos y les abre el camino para crear nuevos productos que ayuden a la humanidad.