Categories
Futuro del empleo

El impacto de las nuevas habilidades y competencias del futuro del empleo.

La oportuna preparación personal en las nuevas habilidades de especialización y las competencias que demandarán los puestos de Futuro del Empleo y la 4a. Revolución Industrial, es la oferta clave de Inno+Tra+Val Executive para mejorar y reentrenar asertivamente las capacidades profesionales. Esto podrá ayudar a valuar de diferente manera al talento y a resolver la escasez de capital humano que se avecina próximamente en todas las industrias y mercados.

La oportuna preparación personal en las nuevas habilidades de especialización y las competencias que demandarán los puestos de Futuro del Empleo y la 4a. Revolución Industrial, es la oferta clave de Inno+Tra+Val Executive para mejorar y reentrenar asertivamente las capacidades profesionales. Esto podrá ayudar a valuar de diferente manera al talento y a resolver la escasez de capital humano que se avecina próximamente en todas las industrias y mercados.

Es innegable que la tecnología es el mayor habilitador y conductor del cambio, sin embargo, hoy más que nunca, el ser humano debe ser una prioridad en el desarrollo tecnológico.

Estamos prácticamente al inicio de la tercera década del siglo XXI y con el advenimiento de la 4ª. Revolución Industrial o Industria 4.0 que surge a consecuencia del desarrollo tecnológico, la inteligencia artificial, el big data, la robótica,el aprendizaje de máquinas y la automatización, se estarán eliminando las tareas rutinarias y predictivas en los trabajos e impactarán pronto al mercado laboral en todas las ramas industriales y de servicios.

Los empleos del futuro tendrán poco que ver con los aquellos “novedosos” que teníamos apenas hace diez años, como lo fue el “community manager”, ahora hay que tratar de imaginarnos la naturaleza de los que pronto empezarán a aparecer, como por ejemplo, el ingeniero de basura de datos, el técnico en inteligencia artificial de asistencia al cuidado de la salud, el consultor en granjas verticales, el detective de datos, el oficial de riesgos de aprendizaje de máquinas, entre otros. Quizá hoy no alcancemos a identificar la demanda de habilidades y competencias especializadas que requerirán, no obstante, es importante poder comprender la problemática en la que se encontrarán en el mediano plazo muchos profesionales. Esto será fundamental para orientar la preparación individual antes de que esta próxima realidad nos aborde y nos desplace en roles completos cuando ciertas tareas se vuelvan obsoletas o sean automatizadas.

Las empresas para mantenerse competitivas, no deben limitarse a reemplazar al ser humano por software, robots o cualquier tipo de máquina, ahora es necesario que el ser humano tenga acceso a la capacitación y entrenamiento para aprender a manejar esas tecnologías y desarrollar las habilidades y competencias necesarias para complementarlas, esto significa que, hay que empezar a desarrollar una nueva relación entre la tecnología, el trabajo y la sociedad.

Los avances tecnológicos, principalmente de inteligencia artificial y robótica, no solo están cambiando la forma en la que nos comunicamos, trabajamos, convivimos y nos relacionamos como sociedad, también están cambiando tanto la naturaleza del trabajo como las habilidades y competencias requeridas para tener éxito en la economía digital, misma que se distingue por la aparición de nuevos tipos de cadenas de valor y ecosistemas que permitirán crear valor por medio de relaciones digitales que proveen datos, plataformas y procesos.

De manera prospectiva hacia esos nuevos puestos, es evidente que muchas competencias serán vistas de distinta manera a consecuencia de su disruptiva relevancia en el futuro del empleo, por ejemplo, las capacidades cognitivas serán cada vez más valiosas y serán evaluadas en su nivel de desarrollo y potencial, sobre todo las relacionadas con el procesamiento de la información, como son, percepción, atención, memoria, resolución de problemas, comprensión, establecimiento de analogías entre otras. Además, el liderazgo se transformará a un liderazgo digital, exigirá a los líderes lograr una acertada gestión del talento en red y comunidades virtuales, permitiendo un ágil trabajo colaborativo, de intercambio, interacción y de colaboración.

Como vemos, está cambiando la naturaleza del trabajo, esto genera nuevas oportunidades, pero también nuevos desafíos. No debemos enfocarnos en analizar si habrá suficientes empleos, sino en la clase de empleos que se estarán creando y del acceso que los seres humanos tendrán a éstos, por lo tanto, las rutas de acceso al entrenamiento en las nuevas y especializadas habilidades y competencias toma una nueva relevancia.

En Inno+Tra+Val (Innovación, Transformación y Valor), que es nuestra división de consultoría en innovación, hemos creado Inno+Tra+Val Executive, es un espacio formativo y de trabajo colaborativo con ayuda de la robótica, en donde, ejecutivos de cualquier nivel organizacional, participan en un bootcamp y realizan actividades de aprendizaje con robots y modelos robóticos que son complementadas con presentaciones y debates respecto por un lado, de los nuevos puestos y perfiles del futuro del empleo y de la industria 4.0, y por el otro, de las nuevas tecnologías resaltando su impacto y su utilidad. Todo esto, enfocado a lograr una comprensión del mercado laboral del futuro y de un desarrollo acelerado de las nuevas habilidades y competencias de cara al futuro del empleo.

Inno+Tra+Val Executive es parte de un proceso complejo y muy completo, que recién iniciamos para reconvertir talento y preparar a los profesionales en las nuevas habilidades y competencias, es una combinación de formación vocacional y de entrenamiento en general, para una continua mejora de las habilidades profesionales.